sábado, octubre 02, 2004

Con dedicación

Décima guajira, como díría Tres Patines, dedicada a los programas Ventaneando y La Oreja

Niña, chavita, señora,

chamaco, joven, señor
son las seis llega la hora
de prender el televisor
para ser espectador
de la indignidad humana
que la locutora brama
para el cerebro bloquear
y te puedas concentrar
en el próximo melodrama

1 comentario:

diminui dijo...

que?
ya tan pronto con las calaveras dle día de muerto?