lunes, noviembre 01, 2004

¡Zumba la bola!

... cuidado... bola cerrada...

Hay nombres que todos traemos en la mente y que repentinamente saltan para manifestarnos que son importantes, que dejaron información, que enseñaron, como si levantaran la mano para decirnos, "soy parte de tu formación".

En la década de los setentas y principio de los ochentas, si bien es cierto los medios de comunicación padecían de una manipulación en todos los campos, tenían una responsabilidad aledaña a su falta de información, libertad e imparcialidad.

A la televisión y la radio no se le podían reclamar por tener voces de peso, por conocimiento y presencia.

A diferencia de hoy, los gritos no eran un factor para llamar la atención, y si alguien lo hacía, lo sustentaba con conocimientos e ingenio.

Desde estas trincheras estaban Pedro "El Mago" Septién una memoria andante en el beisbol y Fernando Marcos en futbol, Angel Fernández reinventando la narración entre gritos salpicados de datos y ocurrencias que saltaban de la cancha, Jorge "Sonny" Alarcón y Antonio Andere puestos para describir puntualmente golpe a golpe las peleas de los sábados, "Pepe" Alameda comentando verónicas y chicuelinas, en tanto la emoción por radio la ponía Oscar "el Rápido" Esquivel.

Entre estos, y otras figuras que marcaron la televisión y radio mexicanos, estaba Enrique Llanes, ex luchador que dictara las llaves y cabriolas sobre el ring también desde el micrófono y Fernando Von Rossum en el futbol americano.

Lo anterior viene a colación por esa sensación de vació que tuve al escuchar las narraciones de la llamada "serie mundial" de beisbol que recien terminó entre Cardenales de San Luis y Medias Rojas de Boston (con triunfo para estos últimos cuatro juegos a cero).


Manny Ramírez de Medias Rojas queda out a manos
del catcher de los Cardenales Yadier Molina
en el último juego de la llamada Serie Mundial 2004


Simplemente fue incompleta la satisfacción al escuchar los relatos desde los estadios a raíz de una tripleta inexistente en narración. Ya no está el "Sonny".

Para mi, la base informativa al sentarme a ver beisbol la daban Jorge Alarcón, "El Mago" y Antonio "Patas Verdes" De Valdés.

Pero, además del "Sonny", ¿dónde están las voces, que independientemente de la emoción que ponían al evento, nos enseñaban español, historia y una singular forma de improvisar que impedía levantarnos del sillón al ver futbol, beisbol, tenis, americano o box?.


De Valdés, Alarcón y Septién

Sucedió que las suplieron gritones que se inventan frases sin peso ni inteligencia como "tirititito", "la pelota está en el fondo", "adios doña blanca" o que intentan imitar poses sudamericanas con un "notable, sobresaliente" . Ocurrencias sin peso.

En conclusión las grandes voces, que estrictamente lo eran por su tonalidad, además de su inteligencia, desaparecieron

No hay más Fernandos Marcos, Angeles Fernández, "Sonis" Alarcón, "Rápidos" Esquivel o "Toños" Andere. Están desaparecidos, muertos, y nos quedan insípidos Raules Sarmientos o Enriques Bermúdez.

Quizás soy injusto en cuestión de beisbol, porque De Valdés, "Pepe" Segarra y Enrique Burak hacen muy bien su trabajo, pero no dejo de pensar en esa voz precisa para narrar un swing o un "la pelota se va se va" del "Sonny".

No puedo evitar ser un nostálgico de las transmisiones por televisión que me tocó ver en los finales de los setentas y todos los ochentas. Principalmente en los juegos del pitcher mexicano Fernando Valenzuela.

Hoy las narraciones a través de la televisión están devaluadas, principalmente en futbol, y lo peor, es que son las únicas porque en materia deportiva, las cadenas televisoras se han restringido sólo al beisbol, futbol soccer y americano.

Queda muy poco de esas transmisiones, que por ejemplo nos hacía aprender con un español impecable Von Rossum que saludaba al "respetable" con "estimados aficionados".

Quizás a estas alturas, sólo quede José Ramón Fernández (materialmente retirado de las narraciones en vivo), Emilio Fernando Alonso, "Pepe" Espinosa y el "Mago", que a manera de homenaje lo ha rescatado Televisa en las últimas series mundiales para comentar los juegos entre comerciales.

Caso triste el de la muerte reciente de Enrique Yáñez González mejor conocido como Enrique Llanes que durante los setentas fue la voz autorizada para la lucha libre y el box.

Enrique Llanes, falleció el pasado domingo 19 a los 85 años en la ciudad de México, y la que fue su casa, Televisa, a través de Javier Alarcón dio a conocer la información con el aviso de que había muerto Enrique Yáñez, sin aclarar su apellido de batalla. Sólo el aviso.

Llanes es recordado, entre otros trabajos por dar la voz a la "Cabalgata Deportiva Gillette", todos los domingos después del futbol, así como del programa "Nócaut".

Muchos fuimos testigos de grandes proezas deportivas en voces realmente autorizadas, tuvimos la satisfacción de ver entera a la pareja Fernández-Orvañanos enfrentando a la de Gerardo Peña-Juan Dosal, hoy eso está rebasado en la televisión abierta y no hay, realmente no hay narración que deje satisfecho al aficionado.

Simplemente los gritos desplazaron a la mesura, la inteligencia, la capacidad de narración y un amplísimo vocabulario.

1 comentario:

Casino online dijo...

Internet Casino España Juegos en línea para jugar gratis o por dinero. Internet Casino España