viernes, diciembre 03, 2004

El sexo en la TV da rating erecto

El inombrable condón

En la televisión, cualquier personaje que lea un par de libros y tenga capacidad para decir varias frases consecutivas tiene calidad didáctica para dar, desde soluciones mágicas para ser feliz o mejorar la vida sexual, no importa si esto acarrea dar recomendaciones irresponsables que se difunden masivamente.

Una de estas muestras la vi este viernes en el programa Hoy del canal 2, de Televisa.

Con la excusa de hablar de sexo para tener un mayor rating, los productores dan un espacio a una mujer de nombre Jennifer Nacif Berman.


Nacif, dando la solución sexual

Ahí, con emoción y desmadre, hablan de sexo como si hablaran de artistas, sin un grado de conocimiento de fondo, sin intentos de aclarar dudas, pero sí de satisfacer o llamar la atención.

El público llama mientras los conductores se mofan hasta del nombre de los televidentes que acuden a Nacif para "aclarar" sus dudas.

Me tocó, quizás para desgracia de los presentadores, Ernesto Laguardia, Andréa Legarreta y Reinaldo Rosano (alias el Papirrín, para orgullo del comediante), ver que intentaban aconsejar a una viuda de 35 años, que deseaba una relación sexual con un vecino de 18 años.

La respuesta de la "experta" Nacif, una presunta licenciada en Relaciones Internacionales, fue la siguiente: "A Susanita, 35 años, le agrada la idea del chavo de 18, al chavo de 18 le encanta la idea de la señora de 35, entonces ¡¿cuál es el problema?!, el único problema te lo estás inventando tú (Susana), creando, porque ya no es un chavito a los 18, ya es lo que se puede considerar un adulto, él tiene ganas, tú tienes ganas, ¡gózala Susana!".

Como si fuera necesario el comentario de la conductora, dio una solución banal, obvia y predecible.

Si el grueso de la población se guía por soluciones de "expertas" como la del programa "Hoy", la responsabilidad sobre las consecuencias de un embarazo no deseado se incrementan y los esfuerzos por difundir el uso del condón no han servido nada a los trabajadores de la televisión.

Nacif, según su perfil en el sitio esmas.com, lo mismo habla de sexo, de vidas amorosas, de técnicas orientales del tipo esotérico (Feng Shui), de "identidad y comportamiento" y de masajes, es un tipo de astróloga para el sexo, además de dar sus "consejos más ardientes" vía teléfono celular.

Para programas de alta audiencia como esta fallida revista (canal 2 nunca ha sabido recuperar el espacio dejado hace más de una década por Guillermo Ochoa con Hoy mismo) es fácil hablar de los temas más polémicos de manera fútil.

Hablan de la salud, recomiendan productos de dudosos resultados y sugieren el sexo sin advertir las consecuencias, sin mencionar palabras necesarias en este caso como condón o enfermedades venéreas, porque tampoco hablan como tal de sexo o cómo llegar a un orgasmo.

Es la tele, donde el sexo pone el rating "erecto" y garantiza las grandes ventas y la vida de oropel de presuntos artistas.

5 comentarios:

Alice dijo...

un ejemplo más de cómo México más que naúsea da tristeza....

Anónimo dijo...

Creo que la programación en sí misma debe cambiar en México, ya que no sólo existe éste programa,sino otros mas que dan consejos sin conocimiento alguno.

Ley dijo...

el problema radica en que muchas personas que ven la caja idiota de la cual soy adepta de corazon y ojos, es que no saben que existe un aditamento llamado control o en su defecto cuentan con 6 canales basicos de ni modo pues no hay mas que ver, claro que las personas que creen lo que ven en la tele, son personas que no leen y pues no se puede hacer nada por ellos mas que compadecerlos.

Abraham S. dijo...

Es una verdadera lástima que la televisión tenga tantos problemas, ya que la gente que conduce, participa e incluso produce esos programas no tiene la preparación (formativa y cultural) para enfrentar la responsabilidad de hablar frente a un teleauditorio compuesto por millones de mexicanos, conscientes e inconscientes. Peor aún , que los directivos de esos grandes grupos de medios y aquellos que autorizan semejantes estupideces, sean en su mayoría egresados de "universidades" de paga que no tienen un ápice de formación humanística auténtica (no dizque políticamente correcta) y que pese a planes y programas "estratégicos", tomen decisiones tan... comercialmente idiotas. Tal vez la Sra. Nacif sí sepa, aún un poco, de lo que habla, pero creo que sea suficente como para hablar con seriedad y profesionalismo algo que fácilmente se torna en morbo y plática de lavadero, sin sentido ni responsabilidad.

JC Cortes dijo...

Gracias por los comentarios, y gracias por fomentar con ellos, la existencia de televidentes y televisión responsables... saludos