jueves, julio 02, 2009

Tuertos en el reino de los ciegos

Para quienes viven con internet, que en México y el mundo somos una minoría y para quienes viven de internet, nos resulta muy fácil decir, "la influencia de...", "el impacto de...", "la revolución de...", particularmente, quienes han encontrado en su opinión y la candidez de los anunciantes una oportunidad para ganar algunos pesos o dólares vía publicidad, sea como bloguero o como "consultor".

Quienes blogueamos, twiteamos y presumimos de andar en "social media", somos tuertos en un reino de ciegos. Algunos abusan de la ingenuidad de los internautas comunes y otros simplemente blogueamos, twiteamos y andamos en "social media", así de fácil.

Los más curiosos de "social media" son aquellos comunicadores que creen que están haciendo periodismo. Ya se decía aquí sobre esa inútil disputa entre bloggers y periodistas, hay un error de origen, confunden gimnasia con magnesia y le llaman periodismo a poner links, inventarse listas de lo mejor o peor, hacer clubs de internautas afines y analizar artículos cómodamente frente a una pc (o en el mejor de los casos una Mac).

Esta clase de comunicadores regularmente no cree en la objetividad, creen que la opinión en sí es noticia, abusan de la declaracionitis y los hechos sólo ocurren cuando viene, ahora sí, de lo que ellos detestan, los medios tradicionales que aún mantienen un eje periodístico que sale a la calle y busca la nota con reporteros.

Hace unas horas platicaba con un colega del diario, comentábamos que el nuevo periodismo, decían algunos gurús blogueros, parte de la "nueva forma" de redactar la noticia, de cómo se cuenta la historia, y coincidíamos (y con cierta validez dado que sumamos más de 30 años de experiencia) en que es una falacia, aun se requiere talento y eso no lo da una cuenta de Twitter, un club "social media", un blog, sino la experiencia en la calle. Tiene que pasar muchas pruebas, mucha lectura... mucha calle... mucha mucha crónica...

Para reforzar estos argumentos basta recordar tres hechos, que no opiniones ni declaraciones, que han ocurrido en las últimas semanas: las elecciones en Irán, el golpe de Estado en Honduras y la muerte de Michael Jackson.

Un "comunicador social media" piensa que periodismo es ponerse verdecito en su avatar para representar una causa, un periodista real en tanto, corre entre manifestantes, atestigua una muerte y la relata para un medio impreso, su blog, su sitio Facebook o Twitter. Un "comunicador social media" se distrae del caso Honduras porque no le interesa el país, porque no entiende "la causa", en tanto, un periodista real se pelea con militares que intentan marginarlo de los hechos. Un "comunicador social media" se regodea de ser el primero en poner el enlace de TMZ.com para dar a conocer a su grupo la muerte de Jackson, enlaza también el sitio oficial de Jackson, todas las ligas que acumula Google News y de paso se toma tiempo para analizar cómo fluyó la noticia, un periodista real busca con rapidez verificar el dato de la muerte del cantante, busca al forense, se filtra entre médicos. No fue internet, fueron verdaderos periodistas los que dieron la noticia.

El comunicador en línea confunde agilidad con veracidad y no se avergüenzan ante el error con tal de darlo primero. Para un periodista eso es imperdonable, vergonzoso.

Hoy, comunicador, en muchas ocasiones, empresario dentro de "social media" no creen tanto en la noticia, sino en la diversidad de opiniones, no cree en hechos porque no los conoce, no sale a buscarlos salvo excepciones que rebotan su trabajo en los mal llamados medios "tradicionales", creen que la noticia tendrá otra característica por estar en internet. Otra falacia, la noticia no pierde sus características esté en un medio u otro.

Confunden noticia con opinión, creen que existe una "democracia de contenido" y no, no es así. Si se trata de hechos o noticias, no hay tal democratización, lo que hay es un medio amplio para opinar, pero opinar, es un contenido muy barato y muy ligero en cuestiones informativas, aporta poco para informar, aunque mucho para tomar decisiones... aún las equivocadas. El "comunicador social media" cree que existe el periodismo ciudadano y ese es un grave error, decir algo, no es precisamente noticia y liberar los hechos sin sentido, aun algo como el garbanzo de a libra que se topó TMZ, tuvo credibilidad mayor cuando lo liberó una institución de años, LA Times, ambas, haciendo trabajo periodístico, no opinando.

Este "comunicador", que ha aprendido bien como llevar un mensaje, no es periodista, tampoco lo es partiendo de su necesidad de "vender" contenidos, porque el periodista es un personaje comprometido, con una vocación de servicio... no vende... si el "social media" cree que el siguiente paso es la venta de información, está retrasado de noticias, ese ente se llama freelance desde años, y si vende se vuelve mercenario si su trabajo no está comprometido con una sociedad más justa. Quizás la novedad sea ese afán de reuniones que tiene el "comunicador social media" donde convoca a decenas, pero sólo dos o tres son beneficiados.

Por otro lado, el llamado "periodismo ciudadano" tampoco es una novedad que surgió con internet. Siempre los medios han recibido llamadas y cartas con denuncias, que ahora cualquiera pueda subir un mensaje a internet, no da calidad periodística a una denuncia. Falta el proceso, el "filing", el talento para jerarquizar y redactar las cosas... como "más o menos" lo hace un buen periodista.

No hay tal revolución, lo que se aprecia es una falacia, tomando en cuenta que periodistas que usan internet y "comunicadores social media" somos tuertos en un reino de ciegos. El mundo real sigue girando sin necesidad de conectarse.

2 comentarios:

Ulises Rivera R dijo...

Muy buen post, felicidades!

Concuerdo contigo, el periodismo es una profesión que va más allá de lo que actualmente se da en el social media; sin embargo, creo que eso, hasta cierto punto es "lo rico" del asunto. Derrepente me da la impresión de que cuando hablas de los bloggers que cren que son periodistas te refieres a todos y cada uno de ellos, yo creo que en realidad son una minoría, si acaso los twittstars, la punta del iceberg, son los que piensan de esa forma, claro, son los más influyentes, pero lo realmente rico de (y ahora voy a usar la palabra prohibida) blogósfera, es todo lo que se encuentra sumergido del iceberg y créeme, todas esas personas no nos asumimos como periodistas ni queremos hacer periodismo cuando escribimos lo que nos gusta en nuestros blogs, simplemente estamos comunicándonos y socializando, es más, la mayoría de las veces, si estamos frente al suceso, no creo que pensemos en hacer periodismo ciudadano, símlemente queremos hacernos los vivos y presumir con nuestros contacto que tenemos "La Foto"...
Que internet puede llegar a ser una revolución, sí, en muchos campos. En algunos va más adelantado que en otros, creo que ha revolucionado la forma en que nos comunicamos y relacionamos, sí. El diseño gráfico (mi carrera) ha sido revolucionado gracias a Internet, si. El que el periodismo sea o no revolucionado por Internet tal vez sea una cuestión que ustedes los periodistas deban de generar, sobre todo considerando que actualmente la gente estamos más hambrientas de escuchar opiniones que información fidedigna.

Felicidades nuevamente!

Pako M dijo...

Muy buen post. Pocas veces me dan ganas de leer completa una entrada de un blog, sin embargo, van dos veces, la otra fue la de Bazar del Hogar, que me haces leer todo lo que escribes. Saludos Juan Carlos.