miércoles, mayo 17, 2006

Gatitas tristes


La noticia de la muerte de Jorge Porcel tomó a De Tocho por sorpresa, entre compañeros de trabajo, sólo con mi asombro porque nadie le dio la importancia debida al deceso. Si no se trataba de un "individuo equis", sino de toda una época de la televisión latinoamericana, particularmente, de una época de transición en la televisión mexicana que permitió, en lo últimos años de la televisión privada (canales 7 y 13).
De alguna manera, fue como el inicio de la gran apertura de la televisión (que lástima que de la libertad se pasó al libertinaje insípido).
Cuántos pubertos se colaron a la señal del canal 7 los sábados, ya muy tarde para ver Las Gatitas de Porcel y con la excusa de ver al carnicero donde aparecía la "niña" que iba por el mandado de mamá, o a la que iba por las revistas.
Ya de paso, divertirse con la Tota y la Porota. Qué tiempos.
Murió el Gordo Porcel y las gatitas están tristes... "¿No es fino?"

Powered by Castpost

1 comentario:

Eratóstenes Horamarcada dijo...

¡Este cuate era divertidísimo! Descanse en paz.